domingo, 16 de septiembre de 2012

La décima sinfonía - Joseph Gelinek





El mundo de la música clásica se revoluciona cuando el prestigioso director de orquesta Roland Thomas interpreta, en un concierto privado, la supuesta reconstrucción del primer movimiento
de la mítica Décima Sinfonía de Beethoven. Uno de los invitados al acontecimiento, el joven musicólogo Daniel Paniagua, sospecha al escuchar una música tan sublime y le asaltan las dudas: ¿Y si la partitura original de la Décima existiera y hubiera llegado a manos de Thomas? ¿Y si el genio de Bonn hubiera vencido la supuesta «maldición de la décima», que se dice acababa con la vida de los compositores que intentaron finalizarla?
Tras un cruento asesinato, comienza una peligrosa carrera contrarreloj en la que Daniel, ayudado por una intrépida juez y un perspicaz inspector de homicidios, tiene que enfrentarse a influyentes grupos de poder, desde oscuros hombres de negocios a descendientes de Napoleón, que pelean por hacerse con el llamado «Santo Grial» de la música clásica. Ninguno de ellos sabe que la respuesta a todas sus preguntas está en el convulso pasado de Beethoven y en un amor prohibido que ha permanecido oculto hasta ahora…





Daniel Paniagua es un musicólogo especializado en Beethoven, y un día su Jefe Durán lo invita a un concierto que iba a organizar Don Jesús Marañón en su gran mansión, un concierto en el que por primera vez Ronald Thomas presentaría oficialmente la primera reconstrucción de la Décima Sinfonía de Beethoven.  Pero al oír la maravillosa música del concierto, Daniel se convence de que esa música es el verdadero manuscrito de la Décima y no sólo una simple reconstrucción

Esa noche hubo un asesinato, en el que la víctima fue decapitado con una guillotina, (que son las que usaban en el siglo XIII para dar la pena de muerte a los criminales). Todo esto causo controversia porque el asesino no dejo rastro alguno y  ¿quién usa una guillotina para decapitar a sus víctimas en pleno siglo XXI?
 
Después de muchas investigaciones, los forenses encontraron un tatuaje en forma de partitura en la cabeza de la víctima y es ahí donde Pontones y la juez que llevaba el caso llaman a Paniagua para que los ayude a desencriptar el código oculto de ese tatuaje.

Es aquí en dónde comienza la historia, cada quien investiga por su cuenta, los policías Mateos y Aguilar por un lado piensan que el caso se está llevando de manera negligente por la Juez.


La Juez junto con Pontones, el forense también hacían sus investigaciones gracias a la ayuda de Daniel que cada vez estaba más cerca de ayudarlos a desencriptar el mensaje oculto del tatuaje.

Este es unos de esos libros de misterio puro, ya que en todo el libro no se sabe quién es el asesino  y no sabes de quien sospechar, el asesino puede ser cualquiera.



 En lo personal el libro me gusto, pero hasta ahí, me parece que es un libro que está bien para entretenerse un rato por el misterio que tiene, y por ejemplo a mí que me gusta la música y se leerla, pues me resulto mucho más fácil entender de lo que hablaban, aunque para las personas que no saben leer partituras ni nada de eso, el autor te va explicando cosa por cosa, detalle a detalle  lo que se va diciendo en el libro, eso es algo que si me gusto.
Otra cosa que destaco mucho del libro es la cultura, porque se aprende mucho sobre la música clásica, y en especial de la vida íntima y profesional del gran Beethoven.








3 comentarios: